bajar tamaño de la cintura.
La preocupación de bajar abdomen y cintura es miles de personas, pero, hazlo bien.

Bajar medidas en la cintura y los ejercicios abdominales no son del todo recomendables, mira como hacer para bajar abdomen y cintura.

La verdad y el deseo sobre bajar los abdominales es muy relativa pues dependen de muchos factores.

Existe una tendencia a tener abdominales similares a la antigua tabla de lavar ropa, como que es sinónimo de fortaleza, salud y estética. Pero, es muy difícil conseguirlo y hasta puede ser en contra de la salud.

En relación al ejercicio físico, los avances tecnológicos y la experimentación han hecho caer muchos conceptos establecidos y, de buen seguro, seguiremos evolucionando.

El modelo de lograr una reducción del perímetro de la cintura es uno de los objetivos estéticos prioritarios de la mayoría de personas que practican ejercicio físico para lograr mejoras estéticas y de salud. Sin embargo, el modelo debe ser conducente también a la salud.

Conseguir tener un talle más acortado, que en relajación se verifique que tengan menos medidas, implica tener una faja abdominal más estética, menos barriga, más eficiente en su función de contención de los órganos internos y que proporciona un eficaz soporte a la columna.

El problema a plantearse es si realmente son eficientes estos ejercicios abdominales que tradicionalmente se están recomendando y prescribiendo para las muchas personas que tienen como objetivos estéticos y de salud el reducir la cintura y mejorar el soporte de la columna.

Existen investigaciones y publicaciones que apuntan la ineficacia y peligrosidad de los ejercicios abdominales tradicionales para su reducción. Pero, si se puede trabajar para conseguir mejorar la fuerza muscular que prevendrá problemas en la columna vertebral.

Ejercicios para bajar abdomen y cintura

Son muchas las personas que están comprobando que la práctica de los ejercicios abdominales tradicionales, lejos de reducir su barriga o cintura, les ha proporcionado un abdomen más protuberante cuando están en relajación.

Los nefastos efectos de los ejercicios excesivos para bajar abdomen y cintura en las mujeres son denunciados en entrevistas, libros y artículos por médicos, ginecólogos y fisioterapeutas.





Investigaciones científicas realizadas con grupos numerosos demuestran la relación directa de la práctica de ejercicios hiperpresivos (los ejercicios abdominales tradicionales son el más claro ejemplo) con la incontinencia urinaria en la mujer y los apuntan como una de las causas de los prolapsos y de las disfunciones sexuales.

Hace también 25 años, se cuestionó la ineficacia de los ejercicios abdominales ante las quejas de alumnos que acudían metódicamente a las sesiones de ejercicio físico en las que no faltaban los ejercicios abdominales tradicionales. Inclusive, provocaba vigorexia o adicción a los ejercicios.

Muchos han comprobado que cuando se pone tensión en el abdomen se siente más tenso, “más duro”; pero estar relajados, sin tensar la musculatura abdominal, de pie o sentados, se presenta un abdomen más abultado, se observaban más barriga que cuando no se hace ejercicio.

Ante esta ineficacia y problemática se cuestiona si los ejercicios abdominales dinámicos diseñados para aumentar la fuerza serían los culpables de disminuir el tono de reposo de la faja abdominal y del suelo pélvico.

Se han hecho muchos artículos en revistas advirtiendo, que no hicieran abdominales por los problemas que presentaban estos ejercicios.








La corta experiencia y las pocas investigaciones hacen que en la práctica se observe a profesionales indicar determinados ejercicios sin conocer con exactitud las acciones musculares y los efectos secundarios que llevan implícitos.

Se repite un estereotipo o calcos, porque se ha hecho siempre así. Los ejercicios abdominales son un claro ejemplo de ello.

Forzar el bajar los abdominales

Con la práctica de estos clásicos ejercicios abdominales se logra tener un abdomen duro cuando se pone en tensión voluntariamente el recto abdominal.

El recto abdominal es entrenado dinámicamente, con muchas repeticiones e incluso con resistencias. Se logra incrementar su fuerza y así se evidencia cuando se pone en tensión esta musculatura, el abdomen es fuerte.

La contrariedad de la que se quejan las personas que practican estos ejercicios abdominales es que, cuando están en reposo, aprecian un abdomen más prominente, más barriga, especialmente en la zona sub-umbilical.

Probablemente, si se palpan el abdomen en reposo, en la zona lateral notarán que el tono en reposo de la faja abdominal es bajo.

La respuesta a por qué sucede esto ha tardado más de veinte años en llegar los especialistas han podido comprobar  que los ejercicios abdominales tradicionales provocan un aumento de la presión intra abdominal, es decir, son hiperpresivos.

Ineficacia y peligrosidad de los ejercicios abdominales

La hiperpresión sobre el suelo pélvico o periné tiene nefastas consecuencias. La musculatura del suelo pélvico cede al ser empujada por este aumento de presión abdominal y la hiperpresión abdominal reiterada va disminuyendo su tono muscular.

La hipotonía del suelo pélvico hace que éste sea incompetente para sus funciones de sostén de los órganos internos (vejiga, útero y recto), de control de la continencia urinaria, fecal y de amortiguación de las presiones.

Esta incompetencia se traduce como hemos comentado en incontinencia urinaria, estreñimiento distal y prolapsos genitales.

Además, este debilitamiento del suelo pélvico provoca, tanto en mujeres como en hombres, disfunciones sexuales debido a la disminución de la vascularización y de la sensibilidad en esta zona.

La resistencia durante el acto sexual en el hombre puede ser mermada y la mujer puede notar disminuida la intensidad de sus orgasmos o incluso no llegar a alcanzarlos.

Así que ya sabes si deseas unos abdominales perfectos es mejor recurrir a un especialista por que está en riesgo tu salud.

En todo caso, es más natural y saludable tener algo abultada la barriga y es preferible sentirte y ser saludable, a ser un modelo fisiculturista obsesionado con estereotipos muy temporales.

Te gustará leer:

Arroz blanco. Arroz integral. Dieta del arroz.

El Tomate. Propiedades. Secretos. Cultivo Ecológico.

La Dislexia.

Los Melanomas. Prevención. Protección. Cáncer de piel.

Prepararse para exámenes. Nerviosismo.

Mitos sexuales. Vida sexual.

Várices en las piernas. Prevenir. Tratamiento.

Obesidad Infantil.