Si tu crees en algo, te ayudará a atraer la prosperidad.

Unos nacen con estrella y otros estrellados, eso es una realidad. Muchas personas son como el rey Midas de la mitología griega, pero no se debe exagerar ya que Midas convertía en oro hasta sus alimentos.

Sin embargo, cuando Midas se liberó de sus poderes al bañarse en el río de Turquía, Pactolo, se originaron las arenas auríferas. El oro atrae el oro siempre.

La suerte atrae la suerte de todas maneras. Inclusive, las amistades con suerte, transmitirán parte de su energía si somos receptivos. Sin embargo, no te juntes mucho con personas con mala suerte. Puedes ayudar a las personas con mala suerte, pero no te unas mucho a ellas.

Las personas que no tienen buena vibración atraen la mala vibración. Es como un imán que siempre atrae el hierro, la buena vibración atraerá las buenas cosas.

Por supuesto, no se trata de aislarlas ni despreciarlas, sino de escoger mejor a los amigos. En la vida debes procurar todo lo que sume y evitar lo que resta. Ya de por si los problemas vienen gratuitamente, para que comprarnos más innecesariamente.





Amor y suerte, negocios y suerte, salud y suerte. El amor, los negocios y la salud, sin suerte, no prosperarán. Atraer la buena suerte es lo que debes procurar.

En el amor existe un dicho popular: “Para cada rana existe un sapo”. Pero con suerte, para un sapo existirá una princesa. Otro dicho reza: “La suerte de la fea, la bonita la desea”.

Realmente, la suerte en el amor existe y esta se puede incrementar si se sabe como.

Origen palabra suerte

La palabra suerte proviene del latín sors, sortis, provenientes del verbo serere, que significa engarzar, ligar, anudar. Antiguamente los romanos llamaban sors a unas bolitas de piedra pulida o a unas tablillas de madera, engarzadas en un collar.

Estas sors se arrojaban al aire y dependiendo de como caían les permitía saber o pronosticar el futuro, de la misma manera la secuencia o la suerte de algún evento. Luego, con el tiempo, es probable que se transformara en arrojar los dados.





Existen personas que son susceptibles a sufrir accidentes mucho más que los demás. De la misma manera, algunas personas siempre obtienen los premios en los sorteos de la escuela, de las instituciones y de otras ocasiones, como que tienen una energía especial de atraer la buena suerte.

La suerte ocurre mucho más allá del control que pueda hacer cualquier persona. Tanto aplicado a la buena como a la mala suerte.

 

La buena suerte se puede atraer.
La buena suerte se puede atraer.

Atraer la buena suerte

Inclusive cada persona tiene sus cábalas o ritos, como las zapatillas de la suerte, la camiseta o su raqueta de la buena suerte. De allí se derivaron la creencia en los amuletos, pero, los amuletos, verdaderamente, si tienen cierta energía que los alquimistas y magos de la antiguedad conocían.

Por otro lado, muchos nacen con buena suerte para algunas cosas y con mala suerte para otras. Entonces, debes introspeccionar en qué funciona tu energía para la suerte y en qué no funciona.

Debes aumentar las actividades para las cuales tienes suerte y, en las que la mala suerte ronda, es mejor evitarlas o incrementar los cuidados o la planificación más conveniente.

Nadie nace sin suerte. Todos tenemos suerte para muchas cosas. Debes saber exactamente en cuales cosas fluye la buena suerte cuando por ti mismo lo haces directamente.

De esta manera, sabiendo en cuales actividades atraes la suerte, con tu participación y esfuerzo, dependerás de ti mismo. Lo mejor que puedes lograr es que tu suerte dependa de ti mismo.

Supersticiones

Por supuesto, lo peor que pueda pasar es que seas supersticioso. La superstición no tiene cabida en la mística y las ciencias ancestrales. Todo tiene una base debidamente estudiada, aplicada y que funciona.

Por ejemplo, si alguien no estudia la astrología, puede ser considerado como parte de las supersticiones, pero si penetras en ella, comprobarás que realmente es ciencia cósmica.

En este blog te ofrecemos muchos secretos, ejercicios, posibilidades, conocimientos para que puedas lograr mejorar la suerte tanto en el amor, dinero, negocios, profesión, salud y muchas cosas importantes de la vida.

Puedes tener al mejor médico a tu lado, pero con mala suerte, puede complicarse una operación fácil y sencilla. La suerte, es todo aquello que escapa al control de las personas y entorno.

Lo más importante, es poder conservar la suerte cuando ocurra. De la misma manera, que siempre tu camino vaya en ruta ascendente hasta el último de tus días. No sólo se debe tener suerte en llegar a triunfar, sino en mantenerse.

La suerte como placebo

No existe ninguna religión, creencia, cultura, que no crea en la mala o buena suerte. Tanto actuales como ancestrales. Inclusive se ha demostrado que la suerte es uno de los mejores placebos, es decir, funciona muy bien como base del poder mental.

No significa que si funciona como placebo sea irreal, sino que la suerte permite que el poder de la mente se active y viceversa. Puedes concentrarte en cualquier objeto que pienses que te da suerte y actuará de todas maneras.

Tal vez no te haga ser el primer puesto, pero te ayudará a escalar más que si no usas el poder mental.

La buena suerte influye por muchos medios, desde los sobrenaturales hasta por las casualidades o causalidades. Como parte del pensamientos positivo, como estímulos de las personas a nuestro rededor, por los colores, las formas, todo lo que juege a tu favor incrementará las posibilidades de atraer la suerte.

Amor y suerte, amor y dinero

¿Suerte en el amor? o eres capaz de hablarle a la persona amada. Ambos factores tienen que darse para aumentar las posibilidades. La mala suerte tal vez no exista, sino que es la ausencia de atraer la buena suerte.

¿Suerte en los negocios?, o previamente haz hecho estudio de mercado, haz contratado al mejor personal posible y te gusta lo que haces. Todo lo que sume, atraerá suerte, ya que estarás más tranquilo y la energía positiva fluirá mucho mejor.

Las personas negativas atraen la mala suerte, no conviene que los tengas como colaboradores. Tal vez si son indispensables como especialistas muy focalizados es probable que los llames para algo muy específico, pero no para gerenciar ningún proyecto.

Muchos utilizan un collar de ajos en los negocios, otros amuletos, herraduras, imanes, ruda, imágenes de santos. Todo ayuda ya que se va creando un entorno de tener suerte.

La suerte en el amor, en el amor y dinero, en los negocios, está relacionado igualmente con el estado de ánimo. Mientras más positivo seas tanto mejor.

Una vez que hayas solucionado todos estos aspectos, queda el aspecto mágico místico, el tener tu casa de acuerdo a la prosperidad, eso atraerá las energías positivas. De la misma manera practica ciertos rituales que puedes pedir en la columna de la derecha del blog.

Poder de la oración

Si tienes alguna religión, las oraciones son poderosas. Pero concéntrate perfectamente, sin que nada te distraiga. Eso será la cereza que pone el adorno final a la torta.

Las oraciones al final son el uso del poder mental y la meditación, que son muy poderosas si las sabes emplear.

Las oraciones, rituales, el uso de las energías fundamentales como el fuego, tierra, agua y aire, te permitirán dar mayor fuerza.

Descarga algunos rituales en la columna derecha de este blog.

Si es posible atraer la buena suerte. Explota al máximo todos los recursos tanto cientificos, tecnologicos y mágicos. La vida Ok será posible dominando todas las fuerzas y el poder a tu alcance.

Te recomendamos no perderte:

Oraciones simples y milagrosas.

Construye tu casa de prosperidad.

Los amuletos y la suerte.

La Luz Nace del Sufrimiento

Tu mejor compañía y salud: Te verde

Vencer el cansancio y dolores cervicales