Vida Ok

La vida en riqueza espiritual y material.

Alimentación en el embarazo. Defensas del organismo humano.

| 3 Comentarios


La alimentación durante el embarazo es más importante de lo que se sabe, mira como guiarte.

Evita muchas enfermedades del embarazo mediante una alimentación sana y fortaleciente.

Hoy los notables adelantos realizados por la ciencia moderna han permitido resolver definitivamente esta cuestión; los investigadores han señalado como régimen alimenticio más adecuado para el embarazo el que, desde largos años, había establecido. La medicina natural.

Si la sangre materna es marcadamente pobre en alimentos vitales, el feto no podrá desarrollarse normalmente, y el niño que ha de nacer difícilmente estará sano y probablemente su constitución será deficiente.

Uno de los mayores errores es recomendar a la embarazada un régimen de sobrealimentación mal entendida.

Algunos especialistas persisten en aquellas normas equivocadas que consiste en decir a la gestante que debe tomar alimentos para dos, sobre todo alimentos fuertes, con los que vulgarmente se designan alimentos ricos y grasas.

Las modernas investigaciones han corroborado las nocivas consecuencias a que puede dar lugar semejante proceder pueden aparecer enfermedades durante la niñez como la anemia, el raquitismo, la escrofulosis es también una consecuencia del equivocado proceder seguido por las madres en su alimentación durante el embarazo.

La mal llamada alimentación nutritiva, en la que predominan las carnes y las grasas animales, esa notoriamente pobre en minerales y vitaminas indispensables; en cambio, su excesiva riqueza en albumina y grasas, que no pueden que no pueden compensar la mencionada falta de principios vitales, recarga e intoxica el organismo con residuo ácidos y otras substancias perturbadoras, que son las base de numerosas enfermedades.

Estos residuos perjudiciales, además de perturbar la vida del feto y poner en peligro su salud futura, pueden dar lugar a serios perjuicios para la misma embarazada, como la albuminuria seguida a veces ataques de epilepsia.

Principios de alimentación para el embarazo

Es importante saber que los principios de alimentación son los siguientes:

1.- Las albuminas, que se emplean  sobre todo para el crecimiento y para reparar el desgaste de los órganos (cerebros, músculos, etc).

2.- Los hidratos de carbono (fécula y azúcares), que proporcionan energías y calor.

3.- Las grasas, que formandebajo de la piel y en torno de los riñones y los nervios, capas de protección que sirven al mismo tiempo de reserva o depósito y que producen calorías.

4.- Las sales minerales (hierro, cal fósforo, etc.), que dan solidez a los tejidos orgánicos, sobre todo a los huesos, dientes y pelos, e intervienen en los recambios de todos los órganos.

5.- Las vitaminas, sustancias muy activas sin las cuales no pueden haber buen funcionamiento orgánico; por ejemplo, la falta de vitamina D produce el raquitismo.

Esta breve relación nos permitirá formarnos un concepto de cómo debe ser una alimentación natural y sana.

La extensión alcanzada por el raquitismo, los dientes cariados, el cabello débil, la escrofulosis, la anemia, las malas defensas de la piel y otras enfermedades, ponen de manifiesto los resultados de una mala alimentación demasiado pobre en minerales y vitaminas.

Ahora bien, no basta todavía con que por medio de la sangre materna lleguen al feto todas las substancias necesarias para el perfecto desarrollo de todo los órganos del niño; es indispensable, además, evitar que hasta él llegue cualquier clase de substancias perturbadoras procedentes del cuerpo de la madre, que serían altamente perjudiciales para su salud.

Sobre estas dos condiciones fundamentales descansa el perfecto desarrollo del feto y las mejores garantías para la buena salud futura del mismo.

La alimentación corriente en la que predominan las carnes y otros alimentos antinaturales, origina siempre un exceso de substancias perturbadoras, sobre todo ácidos (ácidos úricos), que sin son trasmitida al niño por medio de la sangre, constituyen un verdadero peligro para su salud.

Defensas del organismo humano en el embarazo

Afortunadamente, la naturaleza ha dotado el organismo humano de un gran número de defensas para neutralizar las sustancias perjudiciales producidas como resultado de una alimentación equivocada.

Gracias a estos dispositivos de defensa quedan anuladas una gran parte de las transgresiones que cometemos contra las leyes que rigen nuestras funciones orgánicas.

No obstante, es preciso no confiar demasiado en esta previsión natural por que tiene sus límites; si la sangre materna lleva un exceso de sustancias perjudiciales, difícilmente podrán ser neutralizadas en su totalidad y, por tanto, llegarán en parte hasta el feto y podrán perjudicarle.

Los niños formados bajo estas condiciones están dispuestos a padecer escrofulosis, impurezas que se exteriorizan en erupciones de la piel, tendencia a inflamaciones de las amígdalas, propensión a catarros, malas defensas contra muchas enfermedades.

Acerca de la falta o deficiencia de minerales en el plan alimenticio de la embarazada, hemos de observar que si el niño experimenta falta de minerales(cal, hierro), los toma de su madre, resultando está perjudicada (anemia por pobreza de hierro, caries y dolores de los huesos por falta de cal).

Una equivocación muy corriente consiste en desear que los niños al nacer estén gordos y pesen mucho. Lo que cuenta para la salud es la calidad de los tejidos y no su cantidad. El volumen excesivo suele ser una prueba de grasa.

Entre los pueblos del norte de Europa se puede considerar como peso normal del recién nacido varón el de tres kilos y medio, y entre los países latinos y mediterráneos el de tres kilos y cuarto.

Las niñas suelen pesar un cuarto de kilo menos. Desde luego este peso varía según la complexión de los padres y también hay que tener en cuenta que una delgadez excesiva puede ser, como una excesiva gordura, signo de enfermedad.

La sobrealimentación de la madre origina frecuentemente el desarrollo excesivo del niño, lo que puede aumentar las dificultades del parto.

Las bebidas más recomendadas para la embarazada son los jugos de frutas (Naranjas, mandarinas, granadas, uvas, sandias, limones), porque purifican la sangre, neutralizan la acidez, combaten el estreñimiento, aumentan la actividad de los riñones y favorecen el trabajo del corazón. Y sobre todo aumenta el caudal de vitaminas.

Durante los últimos meses del embarazo recomendamos evitar totalmente cualquier clase de carnes y pescados.

El plan alimenticio que acabamos de describir posee gran riqueza de minerales y vitaminas, así como la cantidad  conveniente de los demás elementos necesarios citados al principio del capítulo, para garantizar el normal desarrollo del feto y el curso favorable del embarazo.

leer masPara continuar:

3 Comentarios

  1. Pingback: Soñar despierto para mejorar la vida | Vida Ok

  2. Pingback: La susceptibilidad, el equilibrio emocional y el triunfo. | Vida Ok

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.